Skip to content
Narrow screen resolution Wide screen resolution Auto adjust screen size Increase font size Decrease font size Default font size

laganaderia

Ganadería y medio ambiente PDF Imprimir Correo
Escrito por Webmaster   
Jueves, 15 de Noviembre de 2007 10:15

Es evidente la incidencia de las decisiones de los seres humanos, en lo que es y será nuestro habitad. Vemos como el clima presenta cambios drásticos y la necesidad de tomar acciones al respecto por parte de todos y cada uno de nosotros, de manera responsable con la naturaleza; y no como producto de una imposición del o los gobernantes de turno, (jeje... o de la naturaleza).

 

Según estudios realizados por la FAO, la ganadería es responsable de una buena parte del deterioro del medio ambiente; la gran mayoría de los insumos utilizados en la producción son contaminantes, como los fertilizantes y plaguicidas para los forrajes.

La actividad ganadera genera un 18 por ciento más gases de efecto invernadero (medidos en su equivalente en dióxido de carbono, CO2) que el sector del transporte.

Dice La Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO), que a la ganadería también se le considera como una de las principales causas de la degradación del suelo y de los recursos hídricos.

Se prevee un incremento en la producción mundial de carne, de 229 millones de toneladas en el 2001 a 465 millones de toneladas en 2050; al tiempo que la producción lechera se incrementará de 580 a 1.043 millones de toneladas.

El sector pecuario es el de crecimiento más rápido en el mundo, en comparación con otros del agro; es el medio de subsistencia para 1.300 millones de personas y se calcula que aporta 40 por ciento de la producción agraria mundial.

Pero éste rápido desarrollo tiene un precio elevado para el medio ambiente, pues si se incluyen las emisiones por el uso de la tierra y el cambio del uso de los suelos, el sector ganadero es responsable del 9 por ciento del CO2 procedente de la actividades humanas.

La actividad genera el 65 por ciento del óxido nitroso de las actividades productivas, del cual, la mayor parte de este gas procede del estiércol de los animales.

También es responsable del 37 por ciento de todo el metano producido por la actividad humana (23 más veces más perjudicial que el CO2), que se origina en su mayor parte en el sistema digestivo de los rumiantes, y del 64 por ciento del amoníaco, que contribuye de forma significativa a la lluvia ácida.

El informe de la FAO explica que la ganadería utiliza hoy en día, el 30 por ciento de la superficie terrestre del planeta, que en su mayor parte son pastizales, pero que ocupa también un 33 por ciento de toda la superficie cultivable, destinada a producir forraje.

La principal causa de la deforestación del mundo está en la tala de bosques para sembrar pastos, fenómeno que se presenta en especial en Latinoamérica, donde el 70 por ciento de los bosques que han desaparecido en la cuenca del Amazonas, se han dedicado a pastos para la cría de ganado.

Los hatos provocan también daños en el suelo a gran escala, con cerca del 20 por ciento de los pastizales degradados a causa del sobrepastoreo, la compactación y la erosión.

La actividad ganadera figura entre los sectores más perjudiciales para los (cada día) más escasos recursos hídricos, contribuyendo entre otros aspectos a la contaminación del agua, la eutrofización (proliferación de biomasa vegetal debido a la excesiva presencia de nutrientes) y la destrucción de los arrecifes de coral.

Los principales agentes contaminantes son los desechos animales, los antibióticos y las hormonas, los productos químicos utilizados para el beneficio de las pieles de los animales, los fertilizantes y plaguicidas que se usan para mantener los cultivos de forrajes, lo mismo que los insecticidas utilizados para la erradicación de plagas que atacan a los animales.

Por último, la producción de forraje obliga a que los ganaderos utilicen grandes cantidades de agua, concluye el informe de la FAO.

Se plantean soluciones.

El informe, editado por la FAO con la ayuda de la Iniciativa para la Ganadería, Medio ambiente y Desarrollo (LEAD, por sus siglas en inglés), propone de forma clara que se tengan en consideración estos elevados costos mediombientales y sugiere una serie de medidas para enderezar la situación, entre ellas:

Degradación del suelo

Controlar los accesos y eliminar los obstáculos a la movilidad en los pastos comunales. Utilizar métodos de conservación del suelo y sistemas de silvopastoreo, junto a la exclusión controlada del ganado en áreas delicadas y el pago por servicios medioambientales en el uso del suelo para la ganadería y así limitar su degradación.

Atmósfera y clima

Incrementar la eficiencia de la producción ganadera y de la agricultura forrajera; mejorar la dieta de los animales para reducir la fermentación intestinal y las consiguientes emisiones de metano y establecer plantas de almacenamiento de estiércoles para la producción de biogas.

Agua

Mejorar la eficacia de los sistemas de riego, hacer pagar el costo total del recurso e introducir impuestos para desincentivar la concentración de la industria ganadera, a gran escala junto a las ciudades.

Los Ganaderos como seres humanos responsables estamos obligados a tomar cartas en el asunto, y contribuir de manera real al cambio de esta situación.
El Manejo y la administración de la Ganadería, bajo los lineamientos del concepto de "Ganadería Natural" ayuda en gran parte a solucionar y en otros casos a aliviar muchos de estos problemas (además de ser más rentable) y es el puente hacia la ganadería Orgánica; hacia donde debemos ir si queremos tener en el futuro no "medio", sino un ambiente completo para nuestras descendencias.
 
* El Documento "livestock´s long shadow" puede ser descargado en formato PDF en

http://www.virtualcentre.org/en/library/key_pub/longshad/A0701E00.htm

Última actualización en Martes, 18 de Diciembre de 2007 18:37
 

En otros idiomas

English French German Polish Spanish

Libros Impresos

La Nutrición

¿Quién está en línea?

Tenemos 4 invitados conectado(s)

Encuesta

Datos de Interés

Una vaca produce entre 100 y 200 litros de saliva por dia y eso ayuda a mantener balanceado el ph en el rumen