Skip to content
Narrow screen resolution Wide screen resolution Auto adjust screen size Increase font size Decrease font size Default font size

laganaderia

ABONO ORGÁNICO FERMENTADO TIPO BOCASHI PDF Imprimir Correo
Escrito por Webmaster   
Jueves, 20 de Agosto de 2009 06:58
“Bocashi” es una palabra japonesa, que significa materia orgánica fermentada. En buenas condiciones de humedad y temperatura, los microorganismos comienzan a descomponer la fracción más simple del material orgánico, como son los azúcares, almidones y proteínas, liberando sus nutrientes.

  Luego, se descompone la fracción más compleja: celulosa, lignina, lípidos, taninos y ceras. Este proceso, genera energía en forma de calor, que aumenta la temperatura a más de 50°C; por está razón, es importante airear el material, para enfriar la mezcla y así evitar la muerte de los microorganismos.  

1. Materiales necesarios 

·       Dos bultos de cascarilla de arroz (puede ser sustituida por bagazo de caña, residuos de cosecha o tamo de cualquier cultivo); el material utilizado debe estar bien seco y picado.

·         Dos bultos de estiércol fresco.

·         Uno o dos bultos de tierra cernida.

·         Un bulto de carbón vegetal, quebrado en partículas pequeñas.

·         Cinco kilos de salvado o afrecho de arroz.

·         Cinco kilos de ceniza de fogón o de cal agrícola.

·         Cinco kilos de tierra virgen de bosque nativo.

·         Uno a tres litros de melaza, miel de purga o jugo de caña.

·         De 100 a 200 gramos de levadura granulada (para pan).   

2. Procedimiento de preparación 

·         Empiece mezclando la cascarilla de arroz o el bagazo o el tamo picado, con estiércol; luego, revuelva la tierra cernida, procurando que todo quede muy bien mezclado; después siga el orden enumerado en la lista de materiales.

·         El montón, se debe elaborar y mantener en un sitio cubierto, donde no lo afecte la lluvia, viento o rayos solares. De no controlar estos factores, se afecta la calidad final del abono e incluso se paraliza la fermentación.

·         La melaza se diluye en agua y ahí mismo se revuelve con la levadura.

·         Cuando el montón esté listo, se le añade agua, mientras se va volteando.

·         El montón hecho, se tapa con costales de fibra los primeros días, volteándolo dos veces al día (una por la mañana y otra por la tarde), durante los cuatro o cinco días iniciales.

·         Los siguientes diez días, el montón se voltea una vez por día; es indispensable hacerlo así, para controlar la temperatura de fermentación.

·         Se puede chequear la temperatura utilizando un termómetro y no se debe permitir que sobrepase los 50º C.

·         El montón no debe sobrepasar una altura de 50 cm; a medida que pasan los días, la altura va bajando gradualmente.

·         El Bocashi está listo cuando su temperatura es igual a la del ambiente, su color es grisáceo, queda seco y de consistencia polvosa. Estando así, se puede empacar en costales y guardarlo hasta por dos meses (lo ideal es utilizarlo inmediatamente). Es importante no descuidar la humedad, ni la temperatura, porque la actividad microbiana puede perjudicarse por falta de oxigenación o por exceso de humedad. Cuando tenga experiencia en la elaboración del abono Bocashi, seleccione una buena cantidad del mejor abono que haya producido, para utilizarlo como “semilla”, o sea, la principal fuente de inoculación (junto con la levadura); de esta manera, se evita el uso de tierra de bosque nativo y carbón vegetal.  

3. Modo de empleo 

·         En semilleros: se mezcla con tierra cernida y carbón vegetal pulverizado, en proporción de 60% a 90% de tierra y 40% a 10% de Bocashi.

·         Abonado directo donde se coloca la planta: una vez se trasplante, tenga cuidado de cubrir el Bocashi con un poco de tierra para que la raíz no quede en contacto directo con éste, porque se puede quemar.

·         Fertilización de mantenimiento en cultivos: abonando a los lados de las plantas.  Independientemente como se utilice, el Bocashi siempre se debe cubrir con tierra, para que no se pierda y así obtener mejores resultados.  

4. Razones por las cuales no funciona el abono orgánico Bocashi 

·         Cuando se usa estiércol que ha estado expuesto varios días a sol y lluvia.

·         Exceso de humedad al momento de preparar el abono.

·         Si deja la pila de abono a la intemperie.

·         Cuando en el estiércol, hay presencia de antibióticos u otra droga, proveniente de animales tratados.

·         Desequilibrio entre las proporciones de los insumos utilizados en el abono.

·         Presencia de residuos de herbicidas en el estiércol.  

5. Recomendaciones de ajuste para un buen “terminado” del abono Bocashi 

Si por alguna razón, una vez cumplido el período de descomposición del abono, no se obtiene un “terminado” ideal, puede hacer las siguientes modificaciones: 

·         Baje al menos a la mitad o tercera parte, la proporción de tierra en la mezcla inicial.

·         Aumente la proporción de levadura a 200 gramos y de melaza a tres litros.

·         Deje el montón o pila de abono, con una altura mínima un metro.

·         El primer volteo de la pila, realícelo solamente a las 48 horas de haber sido elaborada.

·         Permita que la descomposición se realice en máxima oscuridad, así trabajan mejor los microorganismos.

·         Revuelva al agua, suero o yogurt natural. 

 

Más información sobre fertilización orgánica de suelos en el ebook El Suelo Tropical y su Manejo Ecológico en http://laganaderia.org/ganaderia/microsite/libro_suelo_tropical__.html

 

Última actualización en Jueves, 20 de Agosto de 2009 13:25
 

En otros idiomas

English French German Polish Spanish

Libros Impresos

¿Quién está en línea?

Tenemos 19 invitados conectado(s)

Encuesta

Datos de Interés

 

Hay aproximadamente 1350 millones de reses bovinas en todo el mundo, de los cuales, 300 millones son cebúes.

Leer más...